Serie El Lado Femenino De La Biblia

Sifra y Fúa

El Lado Femenino de La Biblia




SIFRA שׁפרה Y FÚA פועה

La historia de estas dos mujeres se desarrolla en el año 1570 a. d. M.

 

Exo 1:15  Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo: 16  Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva. 17  Pero las parteras temieron al Eterno, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños. 18  Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? 19  Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. 20  Y el Eterno hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera. 21  Y por haber las parteras temido al Eterno, él prosperó sus familias.

 

El primer detalle importante en el texto es que nunca dice que las parteras eran egipcias. Ni en las traducciones que tenemos de las Escrituras, ni el en libro de Yashar, ni en la interpretación de la Toráh por parte de un rabino muy conocido llamado Rashí (Rabbi Shlomó Yitzchaki). De hecho tanto en el libro de Yashar como en la Toráh con Rashí se dice que estas dos mujeres eran hebreas, además de otras traducciones de las Escrituras como La Biblia al Día, La Biblia de Nuestro Pueblo, La traducción Kadosh Israelita Mesiánica, La Nueva Biblia Española entre otras traducciones afirman que estas parteras eran hebreas…

Había dos parteras hebreas, llamadas Sifrá y Fuvá, que atendían a las mujeres hebreas. El rey de Egipto les dijo:

 

Ahora veamos el significado de cada uno de los nombres.

Shifrá שׁפרה brillar:-adornar. Viene de la palabra שׁפר shafár que significa brillar, i.e. (figurativamente) ser, estar (caus. hacer) hermoso:-hermoso. Shifrá una israelita:-Sifra.

Puáh פועה brillar; brillo; Puah, una israelita:-Fua. Similitud con la palabra פעה raíz primaria; gritar:-dar voces.

Como vemos los significados de los nombres de éstas dos mujeres eran muy hermosos. Y esto nos puede hablar del corazón que ellas tuvieron para el Eterno, un corazón limpio que hizo que sus obras fueran de olor grato al Eterno, ya que no temieron desobedecer el decreto de los hombres, en este caso faraón, y temieron al Poderoso de poderosos honrándole y dando preferencia a la vida de muchos niños que seguramente era necesario viniesen al mundo y salieran con Moshé de Egipto y poseyeran la tierra de Israel. También Rashí dice que Shifráh era la encargada de presentar bellos (שׁפר shapér) a los bebés, dice de ella que era una mujer que formaba parte del grupo de las “mujeres piadosas” en Egipto, que son las que temían al Eterno y no titubeaban ante la amenaza de muerte sobre los pequeños, aún así les brindaba todos sus cuidados para presentarlos bellos. Sobre Puáh dice que ella hablaba (פעה paá) a los niños, conversaba y charlaba con ellos como lo hace una madre para calmar a su hijo que llora. También dice que ésta mujer tenía un don al hablar con la madre del niño susurrando a su oído palabras que le hacían más fácil dar a luz, de tal manera que tanto la madre como el niño estaban tranquilos, y daba a luz silenciosamente para que no se dieran cuenta los vecinos egipcios.

 

Cuando la Toráh dice: 16  Cuando asistáis a las hebreas en sus partos… y veáis el sexo, si es hijo, matadlo algunos comentaristas dicen que se refiere a una antigua práctica aparentemente de invención egipcia. En cuanto al método de destrucción las opiniones están divididas. Algunos creen que los “asientos” eran asientos bajos sobre los cuales se sentaban las parteras al lado de la cama de las hebreas; y que, como podrían fácilmente descubrir el sexo, entonces, cuando apareciera un varón, habían de estrangularlo, sin que los padres lo supieran; mientras que otros son de la opinión de que los “asientos” eran piletas de piedra, al otro lado del río, en las cuales, cuando el nene fuese lavado, había de caer, como si fuese accidentalmente. Cualquiera que haya sido el plan de Faraón es evidente que estas mujeres “se la jugaron” confiando en el Eterno y no hicieron tal maldad.

El Eterno bendijo los hogares de éstas dos mujeres por su valor a preservar la vida de los niños, sabiendo que uno de esos niños podría ser el libertador de Israel. Y gracias a la acción de éstas dos mujeres fue que el Eterno prosperó al pueblo en la fecundidad de las mujeres hebreas, lo cual siempre ha sido de mucho valor dentro del pueblo, y más en esos momentos que Israel jugaba un papel profético muy importante. De la misma manera el Eterno dijo a Su pueblo:

 

Deu 7:9  Conoce, pues, que el Eterno tu Poderoso es Poderoso, Poderoso fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones; 10  y que da el pago en persona al que le aborrece, destruyéndolo; y no se demora con el que le odia, en persona le dará el pago.

11  Guarda, por tanto, los mandamientos, estatutos y decretos que yo te mando hoy que cumplas.

12  Y por haber oído estos decretos y haberlos guardado y puesto por obra, el Eterno tu Poderos guardará contigo el pacto y la misericordia que juró a tus padres.

13  Y te amará, te bendecirá y te multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría. 14  Bendito serás más que todos los pueblos; no habrá en ti varón ni hembra estéril, ni en tus ganados. 15  Y quitará el Eterno de ti toda enfermedad; y todas las malas plagas de Egipto, que tú conoces, no las pondrá sobre ti, antes las pondrá sobre todos los que te aborrecieren.

 

Justo de ésta manera actuaron estas dos mujeres, que temieron al Todopoderoso y le obedecieron a Él antes que a los hombres, y por esta razón el Eterno las bendijo y a sus descendientes.

Así aprendemos la importancia de analizar nuestra vidas, en cada momento y en cada detalle, y aunque en este mundo tengamos patrones, jefes o “líderes” siempre cuidar obedecer al Eterno antes que a los hombres, y Él que es justo nos recompensará, pero de la misma manera si actuamos con temor o por interés y obedecemos a los hombres antes que al Eterno él no tardará y recompensará a cada uno según sus obras, sean buenas o sean malas. Que el Eterno nos ayude a siempre tener un corazón inclinado hacia Él y nos de la fortaleza de no temer al hombre, que incluso solo es capaz de destruir la carne, sino temerle al que no solo puede destruir la carne sino el alma, y quien en su amor y misericordia nos librará del hombre malo si tenemos un corazón limpio, hermoso y adornado como el de estas dos mujeres, esto por nuestra obediencia a la Toráh , la Palabra del Eterno y por nuestra fe en la justificación a través del testimonio de Yeshúa nuestro redentor.


~El Lado Femenino De La Biblia~

www.elladofemeninodelabiblia.org